VÍA FERATA

Vía Ferrata en La Tanda

Por un costado de la gran roca, en un ascenso serpenteante hasta la cima de la montaña a 200 metros de altura, se experimentan diferentes emociones a causa de puentes colgantes y una ruta que en poco tiempo nos hace suspender a decenas de metros de altura en la pared vertical. En el recorrido, además de los puentes colgantes, encontraremos un paso de tarzán. El “Tarzan” es un cable suspendido en el espacio, que nos lleva cruzando por el aire a una plataforma de llegada a 40 metros, a manera de columpio gigante a 150 metros de altura. Para coronar el recorrido, nos encontramos con uno de los rapeles más espectaculares de todo México, donde la vista y la emoción al bajar por una cuerda se comparan a la de cualquier expedición de alta montaña. Para los menos aventureros también hay un sendero por detrás de la roca que sirve como descenso desde la cumbre hasta el pie de la montaña.